Hablar de Tus Metas Te Aleja de Ellas

Hablar Metas
Creative Commons License photo credit: misscelophane

Tienes un proyecto entre manos que te tiene muy ilusionado. Incluso te cuesta conciliar el sueño. Tienes unas ganas locas de compartir con otra persona tu planes. Al final acabas contándoselo a tu madre y a tus amigos. De hecho, casi cada día les hablas de ello.

Mal. Sin tú saberlo cada vez que le cuentas a alguien tus planes te estás alejando de tu meta.

¿Cómo puede ser? ¿No debería ser bueno contarles a otros sobre nuestros proyectos? Así nos pueden apoyar o aconsejar, ¿no?

NO. Evita siempre que puedas contar a otros los proyectos que tienes en mente llevar a cabo o no se harán realidad.

Estudios demuestran que aquellas personas que hacen públicas sus intenciones es menos probable que terminen por llevarlas a cabo. Por contra, quienes no hablan de sus planes tienen más probabilidades de llevarlos a buen término.

La Explicación

Si hablas de tus proyectos o planes con otras personas creas en tu cerebro la ilusión de que ya lo has llevado a cabo. Eso te produce una satisfacción, suficiente para perder motivación en lo que planeabas hacer.

Como dijo Derek Sivers, de quien descubrí esta teoría en que se basa el artículo: “El cerebro confunde el decir con el hacer”.

¿Qué sucede cuando nos sentimos satisfechos? Que ya no queremos más. Por lo tanto, no seguimos buscando eso que se supone que nos tendría que reportar la satisfacción, es decir, la terminación del proyecto.

Tiene sentido, ¿verdad? ¿Cómo te sentiste la última vez que hablaste con alguien de un proyecto en el que estabas trabajando? Te sentiste bien estoy seguro. Una sensación de realización personal recorrió tu cuerpo.

Cuando eso ocurre mentalmente estás sustituyendo el auténtico logro (acabar tu proyecto) por una simulación del logro (“realidad social” de algo que no ha ocurrido).

La realidad social en este caso se produce cuando uno dice algo y otros lo escuchan. Ese algo es percibido como real (realidad social) sea real o no lo sea.

Por lo tanto, no es tanto el decir tus planes en voz alta sino el hecho de que sepas que otra persona conoce tus planes. Es esa realidad social lo que te hace sentir de forma prematura una sensación de satisfacción por algo que todavía no se ha llevado a cabo.

Por la misma razón, en otro estudio se ha descubierto que si tienes éxito en un objetivo (comer comida sana) al servicio del cumplimiento de una meta mayor (estar en buena forma) eres más propenso a reducir tus esfuerzos en otros objetivos (por ejemplo hacer ejercicio o dejar de fumar) conducentes a esa misma meta. ¡Interesante!

Bien veamos ahora . . .

La Solución

La solución es muy simple aunque no siempre es fácil. Como ya debes suponer se trata de no contar tus planes o proyectos hasta que estos sean una realidad.

En otras palabras: haz más, habla menos.

Ahora bien, si eres como yo difícilmente te podrás contener siempre. Simplemente llega un momento que explotas y lo sueltas todo.

Ahora sabes que hablar de tus planes tiene un efecto contraproducente en tu motivación. Por lo tanto, cada vez que tengas ganas de hablar de tus proyectos piénsatelo dos veces.

¿Quiere esto decir que no podré contar nunca más mis planes? No, ni mucho menos.

Cómo Contar las Cosas

De hecho contar tus planes puede llegar a ser positivo siempre y cuando lo hagas en una de las dos maneras que te propongo a continuación.

1. Retrasando la Satisfacción. Contarlo a Medias

Le cuentas a otra persona que estás trabajando en algo, pero lo haces de una forma tan vaga que esta otra persona no sabe en realidad qué estás haciendo o qué planeas hacer.

De hecho, se lo has contado únicamente para pedirle que se interese por tus avances de forma periódica en el tiempo y así tú te obligues a avanzar en el proyecto. Eres persona de palabra. No quieres quedar mal delante de él o ella.

Le dices que cuando lo termines se lo cuentas con más detalle. Eso aumentará tu motivación por terminar pues cada día que pase tendrás más ganas de contárselo.

La vaguedad en tu relato es importante. Si concretas demasiado estarás creando un símbolo de identidad y eso es algo que queremos evitar. El símbolo de identidad es precisamente lo que reporta esa satisfacción.

Por ejemplo, si le dices que estás escribiendo un libro sobre determinado tema estás creando un símbolo de identidad de que eres escritor y que eres experto en ese tema sobre el que escribes. Es un símbolo de identidad ilusorio, pues aún no has terminado el libro (puede que ni lo hayas empezado aún), y tú mentalmente ya te estás viendo como un escritor experto en ese tema con el libro terminado. Esa satisfacción te desmotivaría de conseguir el verdadero logro, que no es otro que terminar el libro.

El contárselo como excusa para que la otra persona controle tus avances te ayuda a mantenerte fiel a tu palabra de progresar y de no dormirte en los laureles. No hablas por hablar. Hablas con un objetivo claro: progresar hasta la terminación del proyecto.

2. Cuéntalo para Sentir Insatisfacción

En vez de contar tus planes para sentir satisfacción cuéntalos para sentir lo contrario: insatisfacción, desagrado, deuda o incumplimiento.

Me explico. El problema de hablar con otros de tus proyectos es que sientas una satisfacción por el simple hecho de hablar. Esa satisfacción te quita motivación para conseguir ese objetivo que persigues: la terminación del proyecto.

¿Cómo lo solucionamos? Hablamos pero lo contamos de una forma que genere en nosotros alguno de esos sentimientos contrarios a la satisfacción.

Por ejemplo:Estoy yendo al gimnasio. Estoy determinado a ponerme en forma. Te invito a cenar si en un mes no he perdido por lo menos 6 kilos”. Generas sentimiento de deuda.

Otro ejemplo:Quiero acabar este libro del que te he hablado. No estoy avanzando como yo esperaba. A partir de hoy he de hacer por lo menos 5 páginas al día. Recuérdamelo la próxima vez que hablemos del tema”. Generas sentimiento de incumplimiento y de deber.

Bueno ya ves como va esto.

Mi recomendación. Si puedes evitarlo no hables de tus proyectos con los demás y mucho menos si lo haces por la pura satisfacción de contarlo. O al menos, sé consciente de cuando lo haces y trata de hacerlo cuantas menos veces mejor.

¿Has notado esa satisfacción después de hablar de tus metas? ¿Has perdido motivación a causa de ello? Deja abajo tu comentario.

¿Interesante el artículo? compártelo en Twitter y Facebook. Gracias!

¿Te ha gustado este artículo?
Suscríbete hoy mismo a la newsletter y recibe contenidos exclusivos de marketing y negocios online que no se publican en el blog.
31 Responses to Hablar de Tus Metas Te Aleja de Ellas
  1. Bitacoras.com
    August 27, 2011 | 11:35 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: photo credit: misscelophane Tienes un proyecto entre manos que te tiene muy ilusionado. Incluso te cuesta conciliar el sueño. Tienes unas ganas locas de compartir con otra persona tu planes. Al final acabas contándoselo a t……

  2. Flor NúñezNo Gravatar
    August 27, 2011 | 11:57 am

    Me parecen muy interesantes tus consejos. Los llevaré a la práctica.Saludos David!

  3. Kevin AgueroNo Gravatar
    August 27, 2011 | 12:42 pm

    Es como si me hubieras hablado directamente a mi, jaja me re sentía identificado con lo que escribiste. Yo no paraba de contar mi proyecto a mis amigos, compañeros y a mi madre. Que todos los dias me pregunta cuanto vas ganando con tu web? jaja.

    Muy buen articulo

  4. RamirezNo Gravatar
    August 28, 2011 | 12:57 pm

    Artículo brillante como todo lo que escribes. Por cierto David… que opinas de mi técnica “suicida” que creo que me ha dado resultados a lo largo de mi vida: decirle a la gente MAS ÍNTIMA que me rodea que mi proyecto va a ser la “bomba”…una revolución…que me va a salir bien 100% seguro…sin ninguna duda. De esta manera me presiono a mi mismo de tener que conseguir ese objetivo para no quedar como un perdedor y aunque no siempre he conseguido alcanzar las expectativas generadas.. al menos me “he dejado la piel” en intentar estar al nivel y creo que me ha servido para llegar mas alto debido a la enorme presión autoimpuesta.
    ¿Cual es tu opinión al respecto David?

    • David CantoneNo Gravatar
      August 28, 2011 | 2:16 pm

      Hola Ramirez,

      Si a ti te sirve sigue adelante.

      Yo prefiero intentar ser más cauto y guardar mis proyectos para mí. Eso a mí me motiva más que contarlo a otros.
      A veces es difícil no hablar de los proyectos que ocupan nuestros pensamientos por eso he tenido que buscar alguna fórmula
      para poder hablar sin crear esa ilusión en el cerebro de que ya lo había logrado.

      Eso no quita que en tus adentros tienes que tener plena confianza de que lo vas a conseguir cueste lo que cueste.

      Saludos,

  5. Juan DuránNo Gravatar
    August 28, 2011 | 11:04 pm

    Estoy del todo de acuerdo con el articulo. Lo que si esta claro, es que cada uno tiene su propio sistema para avanzar. Así que el de Ramirez es tan valido como otro cualquiera desde mi punto de vista, aunque a mi no me funciona. Creo más en la fuerza del silencio, lo que llevas dentro y te empuja. Por contra, cuando los demas se toman el tema como algo que deben “ayudarte” a conseguir con su apoyo, puede llegar a saturarte desde el cariño (por supuesto).
    Lo que si puedo decir que me ayuda personalmente, es comentar partes pequeñas y llamativas del proyecto, y restarle importancia a todo lo demás (como si fuera algo tan simple que cualquiera puede hacer) de ese modo tu amigos te darán animos y se interasaran, lo cual ayuda. Pero la carga del desarrollo y los tiempos recaerán sobre uno mismo.

    Para acabar, solo decir me alucinan las personas que tienen esa fuerza vital que les hace llegar a donde quieren, y no desfallecen. Si no eres de esos, como es mi caso, que se pone una meta y la cumple salga el sol por donde salga, sin necesidad de otra cosa mas que si “cabezonería”. Pues usa los trucos que necesites, al final conseguiras lo que te propones y te darás cuenta que sí perteneces a ese selecto grupo.

    Ánimo a todos los que tiene un proyecto.
    Yo tengo uno, pero que no se corra la voz.

    • David CantoneNo Gravatar
      August 29, 2011 | 10:41 am

      Hola Juan,

      Jejeje sí que no corra la voz :).

      Por mi experiencia personal, la gente a la que le cuentas tus proyectos en vez de animarte te desaniman.
      Ya sea por envidia o por desconocimiento se piensan que el camino que has elegido es equivocado.
      Ellos creen que diciéndote que has de seguir un camino más “seguro” o convencional te ayudan, cuando
      en realidad sólo hacen que desanimarte.

      Esa es otra razón por la que siempre trato de mantener mis proyectos para mí mismo. O al menos,
      no compartir mis planes con esas personas que no entienden de lo que hablas o que son negativas en sus respuestas.
      Sean familia o amigos hay que ser muy selectivo a la hora de compartir nuestros sueños. Así es como yo lo veo.

      Saludos,

  6. VíctorNo Gravatar
    August 29, 2011 | 11:38 am

    Hola David,
    me ha parecido muy interesante este artículo, ya que yo hasta ahora no contaba mis proyectos por miedo a que se gafasen (lo sé, una tontería).
    Más de una vez me había pasado que al cabo de un tiempo de haberlo contado, ese proyecto no llegaba a buen puerto y por lo tanto se me gafaba.
    Es curioso ver el motivo real de todo esto.
    Un saludo

  7. Xavi SánchezNo Gravatar
    August 29, 2011 | 3:01 pm

    En mi opinión esto puede funcionar para metas bastante simples, pero para aquellas más complejas puedes ser muy interesante contar con el feedback de otras personas para tener otra perspectiva del asunto.

  8. Julio CésarNo Gravatar
    September 3, 2011 | 3:29 am

    No hay nada más cierto que lo que escribiste en este post, de hecho a mi me ha sucedido, lo que se le conoce como “se me cebó el proyecto por contarlo”, es interesante el cómo manejar los posibles comentarios. Creo que es muy distinto a tener que hablar de él en términos de conseguir socios para concretar el proyecto o cono la neurolinguística dicta sobre vernos en el climax del proyecto, más bién creo que se refiere esta situación a contarlo con la sensación de que es un hecho el lograrlo sin haber realizado tan siquiera el esfuerzo. De veras muy interesante.

  9. Fabián HerreraNo Gravatar
    October 18, 2011 | 3:39 am

    Excelente David, los proyectos vociferados o contados a otros pierden energía, esa energía que luego necesitarás para hacerlo despegar. Comparto la idea, muchas gracias amigo!

  10. NounouNo Gravatar
    December 7, 2011 | 7:10 pm

    Cuanta razón! Seguiré leyendo; todo es muy interesante y muy útil. Muchas gracias!!

  11. [...] no acostumbro a hablar de lo que no está terminado o en fase avanzada de desarrollo, por esa teoría que dice que “el cerebro confunde el decir con el hacer”, la cual me tomo muy en serio. A modo [...]

  12. [...] no acostumbro a hablar de lo que no está terminado o en fase avanzada de desarrollo, por esa teoría que dice que “el cerebro confunde el decir con el hacer”, la cual me tomo muy en serio. A modo [...]

  13. ManuelNo Gravatar
    November 25, 2012 | 6:15 pm

    Es muy cierto, en mi caso me quede desempleado y decidí aprovechar mis conocimientos procurando dar clases en una preparatoria de la población de reciente creación, conté mis proyectos con entusiasmo a mi madre y hermanos, al poco tiempo una hermana a se me adelanto hablando con la directora pidiendo el trabo que buscaba, y le comento que yo buscaba, obvio al no verme, le comento que no había trabajo para mi y que ella leve sus papeles. Regresó a mi casa y me lo contó, me desilusione pues todo mi proyecto se vino abajo antes de intentarlo y ella llevó a cabo mi proyecto. Este es otro aspecto negativo de contar las cosas a los demás, incluido a tu familia, alguien puede robarte las ideas si tu no tienes los medios suficientes en ese momento. El que cuenta sus proyectos e ideas con pocos medios económicos a personas que tienen medios, puedes desplazarte, es otro aspecto negativo de los proyectos aún en familias con miembros en competencia. Tengan mucho cuidado de contarlo a personas que puedan desplazarte. Un consejo, nunca cuentes tus proyectos a personas que pueden convertirse en mala competencia, aunque sean familiares. Si necesitas contarlo, cuéntaselo a medias, a compañeros que sepas que no pretenderán desplazarte o no tienen algún interés en competir en el ramo que haces.

  14. danNo Gravatar
    February 4, 2013 | 6:07 pm

    Mira no tanto es que creas una ilusion en tu cerebro por contarselo a los demas…

    Lo que pasa es que por mas familiares o intimos amigos que sean, la mayoria de personas no deja de tener envidia, celos, o se puede sentir insegura de que tu la arrebases siendo que los dos eran iguales.. o simplemente es incrédula.

    Y toda esa energia negativa te afecta a ti y por eso te sentiras desmotivado.. en realidad esta frase lo dice todo:

    Nunca cuentes tus metas a la demas gente, el 70% desearan que fracases y al 20% no les interesa.

    Y del restante 10% que no son inseguros y te quieren de verdad (tu esposa puede ser), se lo contaran a otra persona que por probabilidad sera una del 90% anterior… asi que.. mejor no digan nada a nadie muchachos!

  15. K. A.No Gravatar
    April 5, 2013 | 8:56 am

    Cuanta razón! A mime pasa lo siguiente: hace unos 3 años que comencé a aprender fotografía, siempre había querido aprender, de hecho, habían personas entendidas del tema que me decían que tenía “buen ojo”. A partir de unos problemas personales y de trabajo esa fue mi puerta de escape, la fotografía. Todo lo que era relacionado con mi hobby se lo comentaba a una amiga, lo que me quería comprar, las fotos que hacía, el equipo, los cursos que quería hacer, y ahora ella quiere meterse en ese mundo, pero ahora no me gusta compartir las cosas, porque más que ser algo en común para disfrutar se está convirtiendo en una molestia, porque ahora quiere saber todo lo que hago, cursos,equipo, para ella tener y hacer lo mismo. Y ahora hasta me critica. ¿ Algún consejo?

    • David CantoneNo Gravatar
      April 7, 2013 | 6:07 pm

      Hola K.A.

      Lo que comentas es algo distinto.

      Si no te sientes a gusto hablando del tema no lo toques, habla de otras cosas. Y si no te sientes a gusto con esa persona entonces no frecuentes su compañía.

      Parece que lo que le comentabas a tu amiga a despertado en ella el gusto o las ganas de entrar en el mundo de la fotografía. Es normal que te pregunte. No veo que hay de malo en ello. A mí me preguntan también, es normal. Yo haría lo mismo.

      Un saludo,

  16. MeryNo Gravatar
    May 17, 2013 | 12:17 am

    Hola, Gracias por el artículo, yo he cometido el error de contar mis planes y la mayor parte de las veces no los he logrado.

    Ya aprendí la lección y la voy a poner en práctica.

    Me gusta mucho la manera que escribiste este artículo.

  17. JessNo Gravatar
    June 28, 2013 | 11:26 pm

    Hola David
    Me encanto el artículo,sin embargo me desanimo un poco, yo tengo un proyecto entre manos, sin embargo se lo conté a mi familia y amigos, y como dices, como por arte de magia es como si se hubiera detenido…Y ahora, como le hago, jejeje?

    • David CantoneNo Gravatar
      July 6, 2013 | 10:47 am

      Hola Jess,

      Lo dices como si ya todo estuviera perdido. :)

      En el artículo doy la solución a cómo puedes hablar de tus proyectos sin perder motivación.

      Tampoco pasa nada por haberlo contado, ahora ya sabes porque contarlo te hace perder motivación de conseguir tu objetivo. Trata de no hablar más de ello o cuando hables crea insatisfacción para ti en vez de satisfacción, como explico en el artículo.

      Si es un objetivo a corto plazo puedes comprometerte a que lo cumplirás con alguna de esas personas con las que ya has hablado, y puedes decirle que se interesen por tus avances. Y si no cumples en la fecha prevista le invitas a cenar, o le pagas un fin de semana en un balneario, o directamente le das un dinero que hayáis decidido previamente. Así te aseguras que harás todo lo posible por cumplir tu objetivo. Esto sólo para objetivos a corto plazo, las grandes metas mejor guárdatelas para ti o compártelas de una forma muy vaga (lo comento en el post).

      Un saludo,

  18. jorge pabloNo Gravatar
    July 23, 2013 | 2:26 pm

    Un articulo exelente! Muy bien redactado, inteligente. Gracias

  19. […] los últimos días he perdido fuelle con el blog. Me ha pasado justo lo que se comenta en este artículo. He escrito sobre mis proyectos y luego no los he cumplido. Estos son los dos ejemplos más […]

  20. EstebanNo Gravatar
    October 5, 2013 | 12:07 am

    Bueno a mi no me gusta hablar de mis metas, prefiero soñar en privado, pero al mismo tiempo tampoco me gusta mantener a la gente interesada en lo que estoy haciendo.

    Esa sensación de que tengo que sentirme obligado o en deuda para lograr algo para no decepcionar a mis “fans”, me desmotiva también, puede que se deba a que cuando era pequeño yo casi nunca podía hacer lo que quería y terminaba haciendo siempre lo que otros decían, ya sea lo que quería mi madre, el profesor, mis amigos, etc.

    Desde que empece a soñar en privado eh tenido más éxito en mi vida, prefiero contar a los demás lo que estoy haciendo en el presente o lo que ya hice que de lo que tengo pensado hacer o mejorar. Cuando alguien insiste mucho en saber que quiero hacer yo le digo: “pronto lo sabrás” sin nunca dejar nada en concreto ni siquiera una pista al respecto. Puede que suene egoísta pero así soy.

    • David CantoneNo Gravatar
      October 15, 2013 | 10:02 pm

      Hola Esteban,

      No me parece egoísta. Haces bien.

      A veces lo que ocurre es que estamos tan metidos en nuestros proyectos, que sin querer hablamos de ellos con nuestros conocidos o amigos, y si no damos detalles parece que queramos hacernos los interesantes, y se molestan con nosotros. Pero los buenos amigos nos lo sabrán perdonar, pues ya saben cómo somos. Los que no, allá ellos, nosotros a lo nuestro.

      Un saludo,

  21. SamuelNo Gravatar
    November 9, 2013 | 6:43 am

    Cierto, de hecho creo que es algo que me gusta hacer ya que disfruto el sentimiento de satisfaccion pero de ahora en adelante lo hare lo menos posible

  22. Protege Tus Sueños
    January 20, 2014 | 7:08 pm

    […] Artículo relacionado: Hablar de Tus Metas Te Aleja de Ellas […]

  23. abraham castilloNo Gravatar
    January 28, 2014 | 4:23 am

    la gente me llamo loco por pensar esto, se que es real

    • David CantoneNo Gravatar
      February 8, 2014 | 1:20 pm

      ¿Te llamaron loco? Vaya, pues ya ves que no, esto es real.

      Un saludo,

  24. KeniaNo Gravatar
    March 29, 2014 | 11:17 pm

    Interesante teoria, lamentablemente soy de las personas que les cuesta no hablar porque me entusiasman mis nuevos proyectos y tal vez el hecho de hablar tanto si me aleje de realizar los mismos. Creo que tendre que volver a escribir en mi diario, ¿no cuenta como contarle a alguien verdad? No puedo contenerme de contar algo que me entusiasma jajaj

    • David CantoneNo Gravatar
      April 2, 2014 | 4:19 pm

      Hola Kenia,

      A todos nos entusiasma hablar de nuestras metas, ahí está la dificultad de no hacerlo. En el post comento algunas alternativas que te permiten hablar de tus metas sin perder motivación al hacerlo. Claro, es una buena idea. Un diario es positivo porque te ayuda a clarificar tus metas y a llevar un control de tus progresos.

      Un saludo,

Leave a Reply

Wanting to leave an <em>phasis on your comment?

Trackback URL http://davidcantone.com/hablar-metas/trackback/