El Lado Oscuro de TikTok

escrito por  David Cantone

¿Alguna vez te has preguntado por qué TikTok es tan adictivo? ¿Por qué es tan fácil quedarse atrapado en un ciclo interminable de vídeos sin sentido? 

Tras recientes estudios (citados al final del artículo), los efectos ocultos de TikTok están saliendo poco a poco a la luz, y lo que estamos descubriendo sobre su impacto en el cerebro y la salud mental y emocional de sus usuarios es cuanto menos preocupante.

Si eres usuario activo de TikTok, es importante que conozcas los efectos que su uso prolongado puede tener en tu cerebro y los riesgos que esto puede comportar para tu bienestar emocional y cognitivo. Bien, veámoslo.

El “Cerebro TikTok”: ¿Diversión o Trampa Adictiva?

Vamos a hablar claro: TikTok, con más de 1000 millones de usuarios activos cada mes, ha sido meticulosamente diseñado para ser adictivo, sin importar que eso pueda destruir la vida de millones de personas, ni que la mayoría de sus usuarios sean jóvenes y adolescentes en plena formación.

Detrás de cada vídeo que ves, hay una maquinaria sofisticada trabajando para engancharte. Y, ¿sabes qué? Funciona. Cada vez que ves un vídeo, tu cerebro recibe una dosis de dopamina, esa sustancia, que nos hace sentir bien.

Pero, imagina por un segundo: si TikTok fuera un casino, ¿qué es lo que estás apostando? Yo te lo digo: Tu tiempo, tu atención, y sí, también tu salud mental. ¿Me puedes decir que hay más importante en esta vida que estas tres cosas?

Aquí la clave está en la gratificación inmediata.

TikTok es muy adictivo porque el placer que obtienes de la dopamina que segregas al usar la app es inmediato.

Además, y aquí está lo grotesco del asunto, los algoritmos de TikTok siempre están al acecho, aprenden de ti, te muestran los contenidos que quieren que veas, los vídeos que saben que te van a enganchar más, creando una trampa adictiva personalizada para ti. 

Y es aquí cuando entra el reforzamiento aleatorio: no todos los vídeos que ves serán interesantes o divertidos, pero la posibilidad de que el próximo lo sea te mantiene enganchado, esperando recibir esa dosis de dopamina.

Es como una máquina tragamonedas, nunca sabes cuándo vendrá el próximo “jackpot”, pero esa incertidumbre es precisamente lo que te mantiene jugando.

TikTok, con sus algoritmos, te mantiene en una burbuja adictiva de contenidos fáciles de consumir y compartir y que sabe que te enganchan, y eso es lo que le interesa a TikTok de ti: tu atención. Es esencial cortar con este bucle de contenidos sin fin para reflexionar y preguntarnos:

¿Estoy controlando a TikTok o TikTok me está controlando a mí?

Porque, al final del día, tu tiempo y tu atención es lo más importante que tienes en esta vida. No lo regales tan fácilmente a una empresa sin escrúpulos, que solo quiere que sigas malgastando tu vida viendo vídeos basura en su plataforma.

Sobredosis de TikTok: Los Efectos Secundarios Ocultos

Según un reciente estudio, el uso excesivo de TikTok se relaciona con la depresión, la ansiedad, problemas de nutrición, problemas psicológicos y de comportamiento. Además, puede influir negativamente en la percepción de la imagen corporal de uno mismo, reducir la actividad física y llevar a problemas como el acoso online.

Por si esto fuera poco, TikTok a menudo nos muestra vidas que parecen perfectas, creando un terreno fértil para la comparación constante con otras personas. Esto puede llevar a inseguridades y problemas de autoestima.

Detrás de cada vídeo corto hay un influencer con una historia más larga y compleja que raramente se muestra al público. Solo nos muestran la versión pulida y alegre de sus vidas, un teatro creado para viralizarse, ocultando la realidad, que a menudo es muy diferente de la que nos muestran.

Pero ponte en el lugar de una chica o de un chico de 13 años pasando horas viendo esta clase de contenidos todos los días, comparándose y midiendo su imagen, su vida y su valía frente a estas personas con vidas aparentemente perfectas.

Los efectos sobre su autoimagen y su bienestar emocional en esta edad tan temprana podrían ser devastadores.

Y sí, el uso de TikTok también se asocia con los malos resultados académicos y con la soledad, según un estudio: el uso excesivo de redes sociales, incluido TikTok, tiene un impacto directo en el rendimiento académico de los estudiantes universitarios. Los hallazgos revelan que aquellos estudiantes que dedican más tiempo a estas plataformas y muestran signos de adicción, tienden a obtener calificaciones más bajas. 

Pero, ¿por qué sucede esto? Las redes sociales, con sus constantes notificaciones y distracciones, dificultan la concentración y la atención durante las tareas académicas. Esto lleva a una comprensión superficial del material, en lugar de un aprendizaje profundo y significativo. 

Además, y no menos importante, el estudio también destaca que el uso excesivo de estas plataformas puede afectar las relaciones interpersonales, reduciendo las interacciones cara a cara. Así que, no solo estamos hablando de un impacto en la salud mental y emocional, sino también en el futuro académico y profesional de los jóvenes y en su vida social.

TikTok y la Imitación Inadvertida

Recientemente en un estudio, han descubierto un fenómeno preocupante: la aparición de tics en algunos usuarios de TikTok que visionaban vídeos de personas con esos tics, ya fueran reales o simulados.

Este fenómeno de imitación inadvertida de comportamientos ajenos, se ve potenciado por el repetido visionado de vídeos parecidos, y pone de manifiesto la poderosa influencia de las redes sociales en el comportamiento y la salud mental.

¿Y cómo lo explicamos esto? Los adolescentes, en su fase crítica de formación de identidad, son especialmente propensos a la imitación. Sumado a esto, las redes sociales, en su búsqueda de mantener al usuario enganchado, repetidamente refuerzan ciertos comportamientos al mostrar contenido similar continuamente.

Si un joven observa constantemente unos comportamientos, incluso de manera inconsciente, podría sentirse inclinado a imitarlos, especialmente si esos comportamientos son vistos como populares o “de moda”.

Esto es muy grave, porque significa que nos demos cuenta de ello o no, al visionar muchos vídeos en los que se muestran un determinado tipo de comportamiento o conducta, acabamos por imitarlo, incluso los tics que tienen otros.

El Lado Más Oscuro de TikTok: La Difusión de Contenidos Explícitos a Menores

Y ahora viene la guinda del pastel y lo que hace de TikTok un verdadero veneno para la sociedad intoxicando las mentes de los más vulnerables. 

En una reciente investigación, The Wall Street Journal reveló que TikTok ha proporcionado videos explícitos relacionados con adicciones a drogas y fetiches sexuales a cuentas registradas para usuarios menores, tan jóvenes como 13 años.

A través de la utilización de bots automatizados registrados como usuarios entre las edades de 13 y 15 años, se descubrió que TikTok proporcionaba a estas cuentas numerosos videos promoviendo temas como la violación, drogas y fantasías sexuales, incluso representando roles de cuidadoras y niños. Estas cuentas, que se registraron como usuarios adolescentes de entre 13 y 15 años, fueron rápidamente inundadas con contenido explícito, violento y preocupante.

Se encontraron videos que fomentaban trastornos alimenticios y comportamientos delictivos, como conducir bajo la influencia del alcohol. Además, se compartían enlaces a páginas externas que explicaban cómo conseguir drogas o acceder a páginas como OnlyFans. Esto es especialmente inquietante, considerando que estas cuentas pertenecen a niños de tan solo 13 a 15 años.

Si lo piensas bien, es alarmante considerar que son precisamente los adolescentes el grupo más grande de usuarios activos de TikTok, son los que están más enganchados a la app, son los más vulnerables, están en plena formación cognitiva, y que encima no hay ningún límite a los contenidos que se les muestran a estos sin importar su edad.

Y como ya he dicho, lo que vemos en TikTok, lo acabamos imitando sin darnos cuenta. Menudo cóctel explosivo, y a nadie parece importarle lo más mínimo que esto esté pasando.

Conclusión:

TikTok, en su estado actual, es una basura.

No solo es una pérdida de tiempo, sino también una máquina adictiva que nos engancha a distracciones vacías, y una fábrica de malos hábitos y de enfermedades mentales. Es un veneno que se está infiltrando en nuestra sociedad, intoxicando la mente de la gente, y en especial de los más jóvenes.

Protege tu tiempo y tu atención. Y cuida tu mente y tu estado emocional. No permitas que una red social, y la empresa que hay detrás de esta, arruine tu vida y la de los demás. Comparte este video con otros para que sepan de primera mano los peligros a los que se exponen cada vez que abren TikTok.

Sígueme en X: @DavidCantone

Fuentes consultadas:

  • Hyperconnected: children and adolescents on social media. The TikTok phenomenon
  • The Use of Social Media in Children and Adolescents: Scoping Review on the Potential Risks
  • The Impact of Social Media on the Mental Health of Adolescents and Young Adults: A Systematic Review
  • Pandemic Tic-like Behaviors Following Social Media Consumption
  • TikTok Tics: A Pandemic Within a Pandemic
  • Tics and TikTok: Functional Tics Spread Through Social Media
  • TikTok and Its Impact on User Well-being: An Affordance Approach
  • The Wall Street Journal: TikTok dishes out drug-related and sexually explicit content to minors

Gracias por leer este artículo. Puedes conseguir más ideas transformadoras y conocimientos prácticos sobre productividad, hábitos y negocios para creadores en mi newsletter. Únete ahora gratis a la newsletter dejando tu email debajo.