fbpx

6 Formas de Conseguir Más Tráfico Web que Funcionan

escrito por  David Cantone

conseguir trafico webTodos queremos más tráfico web. Esto es evidente.

Pero como ya dijera aquí, no todas las visitas nos valen, al menos no nos valen por igual.

Nosotros queremos visitas cualificadas, es decir, que estén genuinamente interesadas en lo que compartimos (nuestro mensaje, nuestros contenidos, nuestros productos y servicios, etc.) y con las que podamos mantener una relación de mutuo beneficio a largo plazo.

Estas son las visitas que nos interesan para nuestro blog y siempre debemos aspirar a conseguir más tráfico cualificado de este tipo.

Estas son las personas que sabrán apreciar el valor de lo que compartes y que te recompensarán por tu esfuerzo compartiendo tus contenidos con su círculo de influencia, dejando comentarios en tus artículos, puntuando favorablemente tus entradas y comprando tus productos y servicios.

En definitiva, estas son las personas que te ayudarán a difundir tu mensaje, a mejorar la visibilidad y el posicionamiento de tu marca y, finalmente, a mantener tu carrera y negocio en un progresivo y constante crecimiento.

Veamos ahora estas 6 formas de conseguir más tráfico cualificado:

1. Crea Contenidos que Merezcan Ser Compartidos

Nada sustituye al buen contenido.

Esto es clave. Los contenidos que produzcas deben merecer de verdad ser compartidos. De lo contrario tú eres el primer interesado en que tu contenido no llegue a muchas personas.

¿Qué interés tienes en que un contenido tuyo mediocre llegue a mucha gente? Ninguno. Por eso, en vez de obsesionarte por el uso de las redes sociales y el marketing de tus contenidos empieza primero por crear la mejor pieza de contenido que te sea posible.

Recuerda que lo que hoy publiques va a estar hablando de tu marca durante 24 horas al día durante 365 días al año sin descanso. Más vale que lo que diga sea bueno.

El factor clave que determina si un contenido merece o no la pena compartirse siempre es el mismo: la calidad. Así es, la calidad en el sentido del valor real que tu pieza de contenido aporta a tu audiencia objetivo, así como la calidad en la forma en la que expresas tu mensaje.

Por ello, tanto antes de empezar a escribir un post, cuando estés eligiendo el tema a tratar, como durante su escritura, hazte esta pregunta: ¿Merece esto realmente compartirse? ¿Yo lo compartiría? Adapta tu trabajo según la respuesta que obtengas.

Si lo haces desarrollarás un espíritu crítico con tu propio trabajo y una motivación personal por la excelencia en todo lo que hagas. Has de aspirar a mejorar cada día un poco más y a servir mejor a tu audiencia con el valor que aportas con tus contenidos.

Sólo así conseguiremos que tenga lugar el esperado efecto “boca a boca” y que juegue a nuestro favor.

A modo de ejemplo, un artículo que escribí hace ahora casi 2 años que todavía hoy sigue recibiendo comentarios como este. No es casualidad que haya recibido más de 760 “me gusta” en Facebook.

contenidos que merecen ser compartidos

Para mí comentarios como este lo dicen todo.

No hace falta que tu artículo sea largo o perfecto en su ejecución, tan sólo has de aportar verdadero valor.

Esto mismo que he dicho aquí vale para toda clase de contenidos (escritos, en vídeo, en audio) y sea cual sea la plataforma en la que se publican (tu blog, otros blogs, YouTube, redes sociales, iTunes, etc.).

2. Utiliza Títulos que Despierten un Interés Irresistible

El título es posiblemente el elemento más importante de tus contenidos, al menos en cuanto a su difusión importa.

Un mismo post puede pasar inadvertido o convertirse en viral según el título que tenga. Esto es especialmente cierto si tu blog todavía no tiene una audiencia fiel que siga y lea cuanto publicas (y lo comparta). Aunque menos acusado, lo mismo sucede con cualquier blog, sea lo grande que sea.

Un claro ejemplo de lo que aquí comento es este artículo que escribí pocos meses después de nacer mi blog. Yo todavía no tenía una audiencia que anticipara mis publicaciones y las compartiera, así que me las tuve que ingeniar para conseguir publicar artículos virales.

Gracias a artículos como este conseguí ganar mucha visibilidad y dar a conocer mi marca en mi nicho en un corto período de tiempo (en apenas un par o tres de meses).

¿Cómo lo hice? Con los títulos.

Plan de acción para mejorar de una vez por todas tus títulos:

1. Dedica a tus títulos el tiempo y el esfuerzo que su importancia requieren. Si te has de pasar veinte minutos o más rato elaborando un buen título entonces que así sea.

2. Fíjate en cómo lo hacen otros blogs que obtienen buenos resultados con sus títulos. Aprende de ellos, extrae lecciones de buenas prácticas para aplicar en tu blog y coge ideas para futuros títulos. Verás cómo muchas fórmulas se repiten. No es casualidad. Funcionan.

3. Aprende Copywriting. Lee cuanto puedas sobre la materia y ponlo en práctica. Descubrirás, entre otras cosas, qué fórmulas y palabras utilizar para hacer que tus títulos sean irresistibles. Existen muchos libros y materiales online con los que puedes empezar tu introducción en el mundo del Copywriting. Un buen libro con el que empezar es “The Copywriter Handbook” de Bob Bly. Si tienes un Kindle considera también hacerte con el libro “Advertising Headlines that Make You Rich” de David Garfinkel. Ambos libros están sólo en inglés (enlaces afiliados).

Aquí tienes 10 fórmulas para crear títulos que funcionan que puedes empezar a utilizar hoy mismo.

4. Lleva a cabo tus propios experimentos con los títulos en tu blog. Identifica aquellas fórmulas y palabras que mejores resultados te den y sácales partido de forma repetida en futuros posts que publiques. Yo lo hago constantemente. Para comprobarlo no tienes más que echarle un vistazo al archivo del blog.

3. Publica Contenidos con Frecuencia y Regularidad

Google aprecia la frecuencia y la regularidad en la publicación de contenidos y tus lectores también.

Esto no significa que tengas que publicar artículos cada día. Yo no lo hago, ni tampoco lo recomiendo (salvo que se trate de un blog en el que participan muchos publicadores, tipo Mashable o TechCrunch).

Busca una frecuencia de posteo con la que te sientas a gusto y que te dé buenos resultados y mantén tu compromiso de cumplirla.

Esta frecuencia semanal no tiene por qué ser inamovible.

Con el tiempo, a medida que progreses en tu camino como blogger, según tus objetivos y el tiempo que puedas y estés dispuesto a invertir, incrementa o disminuye la frecuencia.

Por ejemplo, cuando yo empecé con este blog estuve los dos primeros meses publicando cada día, luego lo reduje a 3-4 veces por semana y actualmente publico entre 1 y 2 posts a la semana. Estas frecuencias de posteo son las que mejor se han ido adaptando a mi situación y objetivos del momento. Por ello, nada impide que más adelante pueda alterar de nuevo la frecuencia de posteo, ya sea aumentándola o incluso reduciéndola. Todo dependerá del tiempo que esté dispuesto a invertir y de mis objetivos del momento.

Ahora bien, y esto es lo importante, a pesar de estas variaciones en la frecuencia he mantenido una regularidad.

Es esa regularidad la que te permitirá crear una base de lectores fieles que regresan a tu blog cada semana en busca de tu última entrada.

Otras lecturas relacionadas:

4. Optimiza Tus Posts para Buscadores

Esto es clave. Tus artículos deben estar optimizados para buscadores. De lo contrario, puedes escribir cientos de artículos y apenas recibir visitas de ellos.

Cada artículo debe apuntar a una palabra o frase clave concreta de la que sabes (o presupones) se producen búsquedas en Google.

¿Cómo saber a qué palabras clave apuntar?

Hazte esta pregunta: ¿Qué búsqueda es la más probable que haga alguien en Google para encontrar información sobre el tema que tratas en tu artículo? ¿Qué búsqueda harías tú mismo si quisieras encontrar tu artículo? Esa combinación de 2, 3 o incluso 4 palabras clave que te venga a la cabeza seguramente sea la correcta.

Siempre puedes profundizar más en tu búsqueda de las correctas palabras clave a las que apuntar con tus posts utilizando herramientas como la Google Keyword Tool o la más avanzada SECockpit, pero en la mayoría de casos será suficiente con el ejercicio arriba indicado.

Si vas a pescar a una zona del mar en la que no hay peces, por más cañas que utilices no pescarás nada. En cambio, si sabes donde pescar podrías hacerlo incluso con las manos. Bien, ahora imagínate colocando cientos de cañas (o lanzando decenas de redes al mar, lo que más te guste). Algo me dice que nunca andarás corto de peces. Lo mismo sucede aquí.

Otros consejos:

  • Si aún no lo has hecho, enlaza tu perfil de Google+ con tu blog. Con ello, le estarás diciendo a Google que los posts que publicas en tu blog son de tu autoría. Google incluirá una foto tuya (la que tengas en el perfil de G+) en los resultados de tu blog que aparezcan en las páginas de Google, ganando gracias a ello visibilidad y un mayor CTR (ratio de clics), por lo tanto, más visitas. Por si esto fuera poco, desde Google ya han avanzado su intención de utilizar la autoría de las entradas como factor de posicionamiento web.

resultado google optimizado

A medida que tu blog gane en popularidad te será cada vez más fácil tener tus posts bien posicionados en los buscadores, en especial si están bien optimizados para ello.

Esta es la razón por la que yo desde el día 1 he optimizado mis entradas para buscadores. Gracias a ello, hoy la mayoría de mis artículos están posicionados entre el primero y el quinto puesto en las páginas de resultados de Google para la concreta palabra clave a la que apuntan.

Lo que significa que a más artículos publique más tráfico recibiré de Google. Además, como estos apuntan a palabras y frases clave concretas, me aseguro de recibir en mi blog la visitas cualificadas que necesito y no cualquier visita.

Entradas relacionadas:

5. Céntrate en Publicar Artículos de Largo Recorrido

En vez de escribir sobre temas de actualidad que hoy están en boca de todos y mañana en boca de nadie, céntrate en publicar contenidos que perduren en el tiempo.

Si buceas en mis archivos te darás cuenta que es lo que yo he estado haciendo desde el día uno.

La mayoría de artículos que he publicado en este blog son de largo recorrido. Tratan sobre temas que no pierden su utilidad con el paso del tiempo (o bien que la van perdiendo gradualmente tras pasar años desde su publicación).

Estos artículos son igual de interesantes hoy que lo serán de aquí 5, 10 o más años. Por ello, años después de su publicación continuaré cosechando visitas de los buscadores y seguirán aportando el mismo valor al visitante que lo hicieron el primer día.

A medida que acumules más y más entradas en tu blog de este tipo (y si además has sabido cómo optimizarlas para buscadores) más visitas atraerás a tu blog. Esto es un hecho.

Algunos ejemplos de artículos de largo recorrido:

Todos tus artículos no van a ser de largo recorrido, pero sí que deberían serlo en su mayoría.

Más sobre la técnica de la acumulación y los artículos de largo recorrido aquí.

6. Haz que Aparezcan Otros Bloggers en Tu Blog

Algunos de los posts más virales en este blog han sido colaboraciones con otros bloggers.

¿Por qué?

La respuesta es sencilla: Si consigues que otros bloggers aparezcan en tu blog éstos querrán mostrarlo a sus respectivas audiencias, en especial si tu blog ya es conocido.

No siempre ni todos compartirán tu post (video o podcast, según sea el caso) pero muchas veces lo harán, sin necesidad siquiera de que se lo pidas expresamente. Simplemente avísales por email de que el post en el que aparecen ya ha sido publicado y, si ellos lo creen conveniente, ya lo compartirán por motu propio.

Cuanto más popular sea tu blog más probabilidades tendrás de que te ayuden con la promoción de tu post, aunque como te digo, esta es una estrategia que suele funcionar muy bien para cualquier clase de blog y en cualquier nicho.

3 formas de llevar a cabo esta estrategia:

1. Artículos de mesa redonda. Contactas con varios bloggers conocidos de tu nicho y les ofreces la oportunidad de aparecer en un post que vas a publicar en tu blog. En este post recopilarás las respuestas que cada uno de ellos te dará a una pregunta tuya sobre algún tema de su especialidad. Publicado el post les avisas de que está en el aire y listos. Algunos colaborarán con la promoción, otros no. Sea como sea, todos salís ganando con esta colaboración.

Algunos ejemplos de artículos de mesa redonda:

Las posibilidades de esta estrategia son muchas y ha demostrado funcionar muy bien. No entiendo por qué tan poca gente le está sacando provecho. Bueno, sí lo entiendo: desconocimiento o pereza, una de dos. No seas como ellos, sácale provecho, utilízala en tu blog.

2. Haz entrevistas. Invita a otros bloggers a aparecer en tu blog como entrevistados y, los que acepten, es muy probable que una vez publicada la entrevista te echen un cable con su promoción. ¿Por qué? Por ayudarte a cambio de haberles ofrecido la oportunidad de ganar visibilidad en tu blog, pero, sobre todo, porque les interesa que su audiencia sepa de la entrevista. Aparecer en otras publicaciones que no están bajo su dominio y como entrevistado les ayuda a mejorar la reputación y notoriedad de su marca personal.

Yo mismo, cuando aparezco entrevistado en otras publicaciones me hago eco de la entrevista compartiéndola con mis seguidores y lectores. Igual que yo tantos otros bloggers.

Ahora bien, has de saber, que aquí sí que influye lo popular y reputado que sea tu blog en el nicho. Si apenas tienes visitas es probable que muchos declinen tu propuesta. Ahora bien, por preguntar que no quede. Nada tienes que perder. Además, si hoy te dicen que no, mañana te pueden decir que sí (quien dice mañana dice en unos meses :)).

Algunos ejemplos de entrevistas:

Esa entrevista con Dídac Lee la hice cuando tan sólo llevaba 4 meses con el blog. Lo digo para que te hagas una idea de lo que puedes conseguir si te lo propones, incluso si eres un blogger que justo empieza.

A medida que tu blog se haga más popular más fácil te resultará conseguir entrevistas con personas conocidas de tu nicho.

3. Menciona (y enlaza) a otros bloggers en tus posts. No siempre funciona pero a veces sí. Yo lo he hecho muchas veces en este blog. Siempre que se presenta la oportunidad hablo de otros bloggers y de su trabajo y les enlazo. Si usan WordPress (cosa probable) recibirán un aviso (pingback) de que les he enlazado. Mirarán lo que digo de ellos y tal vez decidan compartirlo con sus seguidores o bien consideren la opción de enlazarme en uno de sus posts.

Algo similar ocurrió aquí, aunque a la inversa:

Que aparezcan otros bloggers en tu blog no sólo te puede resultar beneficioso en términos de tráfico web, sino que también te ayuda por el efecto de la asociación de marcas y, por si esto fuera poco, te das a conocer y estrechas un poco más tu relación con personas influyentes de tu nicho. ¿Qué más se puede pedir?

Bueno, hasta aquí las estrategias de hoy para conseguir más tráfico web. Confío en que les darás buen uso. Utilízalas y cuando empieces a obtener buenos resultados de ellas (que lo harás) me lo cuentas.

¿Te ha gustado esta entrada? Entonces échame un cable compartiéndola en Twitter. Gracias!

Únete a más de 19.000 suscriptores y recibe consejos prácticos cada semana sobre productividad, hábitos, creatividad, monetización de habilidades y más.