fbpx

Por Qué la Mayoría de Bloggers Abandonan

escrito por  David Cantone

bloggers abandonanA finales de 2011 NM Incite (Nielsen) había rastreado más de 181 millones de blogs en todo el mundo. 5 años antes, en el 2006, habían menos de 36 millones (35.771.454).

A pesar de ese crecimiento extraordinario y del enorme interés que existe por los blogs y el social media, la mayoría de blogs se abandonan en sus 3 primeros meses de existencia.

De hecho, según una encuesta llevada a cabo por Technorati en el 2008, sólo 7,4 millones de blogs, de los 133 millones que tenían rastreados, habían publicado una actualización en los 120 días anteriores.

Lo cual se traduce en que un 95% de los blogs se abandonan.

En otras palabras, hay una plaga de abandonos, de proyectos fracasados y de expectativas no cumplidas.

La GRAN pregunta es ¿por qué? ¿Por qué hay tantos abandonos?

Pero antes de dar respuesta a esta pregunta, me gustaría dar respuesta a esta otra:

¿Es Malo Abandonar?

Depende de lo que se abandone.

Abandonar es malo cuando dejamos un proyecto bueno para nosotros por no haber tenido la suficiente visión y fuerza de voluntad para continuar remando cuando el viento no era favorable.

En cambio, abandonar es bueno cuando el proyecto no tiene futuro, o cuando no es adecuado para nosotros. En este caso la tragedia sería precisamente seguir con ello, pues no nos sobra el tiempo como para dedicarlo a cosas inútiles.

Lectura relacionada: El Arte de Abandonar

Dicho esto, ahora sí veamos por qué la mayoría de blogs se abandonan en apenas unos meses.

1. Los Resultados No Satisfacen las Expectativas

Cuando uno inicia un nuevo proyecto tiene unas expectativas de los resultados que va a conseguir.

Si pasado un tiempo los resultados que se consiguen no cumplen con esas expectativas entonces aparecen las dudas: “¿merece esto la pena?; ¿estoy haciendo lo correcto?; ¿debería hacer otra cosa?”

Cuanto más tiempo pase sin que se cumplan esas expectativas y cuanto más alejados estén los resultados conseguidos de los esperados, menos confianza en uno mismo y en el proyecto entre manos se tendrá y, por lo tanto, más persistentes serán esas dudas.

El problema: Las expectativas demasiado optimistas del que justo empieza.

Por distintas razones los que inician un blog por primera vez acostumbran a tener grandes expectativas y esperan además cumplirlas en un corto plazo de tiempo (entre 2 y 3 meses la mayoría).

No son realistas. Han creado unas expectativas basándose en el éxito de otros. Una persona sin experiencia en el terreno es difícil que pueda tener una visión precisa de la realidad.

La solución: Modera tus expectativas.

Si no quieres que el desánimo acabe con tu blog a las primeras de cambio, haz pronósticos conservadores de los resultados que conseguirás, al menos durante los primeros meses.

A medida que pasen los meses, si tus resultados demuestran ser mejores de lo esperado ajusta tus expectativas en consecuencia, pero no antes.

Con el tiempo, y la experiencia, te será más fácil ajustar tus expectativas a la realidad, pues contarás con tus resultados pasados como referencia, para guiarte mejor en tus pronósticos.

En vez de fijarte en otros para crear expectativas, fíjate en ti mismo, en tu historial de resultados y en su tendencia.

2. Falta de Interés Real en la Temática del Blog

Sacar un blog adelante no es fácil, requiere de mucho tiempo y dedicación, y como he dicho antes, los resultados acostumbran a no satisfacer las expectativas.

Por ello, es importante que pensemos bien sobre la temática de nuestro blog, pues sin un interés real por nuestra parte no hay forma de que pueda prosperar.

El problema: Escoger la temática por los motivos incorrectos.

Muchos bloggers principiantes escogen la temática de su blog pensando sobre todo en lo que creen que es popular en internet o lo que les reportará más dinero. Eso es un error.

Sí, eso es importante, pero lo es todavía más que tengas un verdadero interés por el nicho que vas a escoger.

Si algo no te interesa lo suficiente como para trabajar en ello durante años, incluso si los resultados no siempre acompañan, entonces mejor sigue buscando.

Pero tu interés no es suficiente. Es importante que lo que vayas a ofrecer en tu blog también interese a otros. Es decir, que haya suficiente demanda del mercado, tanto de contenidos como de productos y servicios, como para que te puedas ganar bien la vida.

La solución: Escoge la temática de tu blog sobre todo basándote en tu interés, pero atiende también a la demanda del mercado.

El Resto de Razones de Abandonar un Blog

El abandono de un blog se suele justificar de muchas maneras distintas:

  • Pérdida de interés.
  • Falta de ideas.
  • Agotamiento.
  • No conseguir visitas.
  • No ganar dinero.
  • La falta de tiempo.
  • Etc.

Pero la realidad del asunto es que todas estas justificaciones son diferentes caras de un mismo problema: la pérdida de motivación.

Esta pérdida de motivación se debe principalmente a dos causas, las cuales suelen operar de forma conjunta: (1) la falta de un interés real en la temática del blog; y (2), los resultados conseguidos no satisfacen las expectativas creadas.

Por ello, si queremos que nuestro blog perdure el tiempo necesario para que genere los frutos que esperamos hemos de proteger nuestra motivación.

Cómo Proteger la Motivación

La motivación es volátil. Esa inestabilidad se agudiza en los primeros estadios de un proyecto, cuando la incertidumbre es mayor.

Esa hipersensibilidad de la motivación a los condicionantes tanto externos (resultados, circunstancias, etc.) como internos (mentalidad, estado de ánimo, expectativas creadas, etc.) en los inicios de cualquier proyecto hace aconsejable que nos tomemos muy en serio su protección.

1. Elige una Temática Que Te Interese de Verdad

Hazlo porque te gusta y no por la recompensa. Que la recompensa no sea la motivación sino la consecuencia de hacer algo motivado intrínsecamente.

Ver el vídeo: El Verdadero Efecto de las Recompensas en la Motivación

2. Modera Tus Expectativas

Hasta que no lleves unos meses y conozcas mejor la realidad del terreno, mantén moderadas tus expectativas. De lo contrario, si tus resultados se alejan demasiado de tus expectativas tu motivación se resentirá.

Con la experiencia te resultará más fácil marcarte unas expectativas más realistas y tus resultados cada vez se ajustarán más a estas.

¡Ojo! No estoy diciendo que aspires a poco. Quiero que tengas ambición por conseguir grandes cosas. Quiero que pienses a lo grande y que apuntes muy alto en todo lo que hagas. Ya sabes: “Apunta a las estrellas y puede que alcances la luna, apunta al techo de tu casa y seguramente le alcances a alguien en el ojo”.

PERO el que justo empieza debe mantener las expectativas bajas, hasta que la máquina empiece a rodar y los resultados demuestren lo contrario.

Sólo así protegerás tu motivación del golpe de la cruda realidad.

3. Consigue Resultados, Cuanto Antes

Aunque moderes tus expectativas necesitas conseguir resultados, y cuanto antes mejor. Cuanto más tardes en conseguir resultados (visitas, suscriptores, shares, ventas, etc.) más difícil te resultará seguir invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo en la actividad.

No hay que ser impaciente, pero tampoco hay que dormirse en los laureles.

Los dos primeros meses de existencia de este blog publiqué 57 artículos. ¿Por qué? Porque quería resultados y rápido. Sabía que si me demoraba mucho en conseguir resultados mi motivación se resentiría. Así que aproveché ese extra de motivación del que justo empieza para acelerar el ritmo, crear momentum y alcanzar el punto de inflexión, que todo lo hace más fácil.

Lectura relacionada: La Productividad Es la Mejor Fuente de Motivación

No Seas Uno de Ellos

Muchas personas que quieren montar su primer blog o bloggers que justo empiezan me cuentan las maravillas que quieren conseguir con el tráfico web que van a atraer a sus páginas. Muy pocos, si alguno, me hablan de cómo van a conseguirlo, y nada dicen del trabajo y de las horas que van a dedicar. ¡Sueñan despiertos con el tejado antes siquiera de poner el primer ladrillo de los cimientos!

Querer algo, decidir algo y comprometerse a algo, son tres cosas totalmente distintas. “Sólo el que se compromete consigue lo que se propone”. << Clica Aquí para Tweetear Esto

Así que no seas uno de ellos. Sé ambicioso en la elección de tu meta, comprométete a conseguirla y protege tu motivación eligiendo una temática que te interese de verdad, moderando tus expectativas y trabajando para conseguir resultados cuanto antes.

Esta es la fórmula para escapar al abandono prematuro, no tan sólo de tu blog sino de cualquier proyecto que decidas emprender.

Y ahora dime: ¿Has pensado en abandonar tu blog? ¿Por qué? Comparte tu experiencia debajo en los comentarios.

¿Conoces a alguien que esté pensando en montar un blog o que lo tenga desde hace poco? Mándale este artículo por email. Seguro que lo agradece. O bien, si lo tuyo son las redes sociales, compártelo en Twitter y Facebook con los botones de abajo. Gracias.

Únete a más de 19.000 suscriptores y recibe consejos prácticos cada semana sobre productividad, hábitos, creatividad, monetización de habilidades y más.