Un Mundo Mejor Gracias a la Cultura 2.0

un mundo mejor
Creative Commons License photo credit: h.koppdelaney

Ese mundo egoísta y dominado por el oscurantismo en el que vivíamos está llegando a su fin. Las personas y la forma en que estás se relacionan están cambiando; las empresas y la forma en la que se relacionan con sus clientes está cambiando; y, en definitiva, el mundo está cambiando y a mejor.

La Cultura 2.0

Desde antiguo las personas con conocimientos teóricos y técnicos se han mostrado recelosas de compartirlos con los demás. Éstos tan sólo los compartían  a cuenta gotas y a cambio de una contraprestación monetaria pactada de antemano. Nunca daban más de lo estrictamente necesario para cumplir el encargo y, además, se las ingeniaban para que el receptor de los conocimientos o del trabajo tuviera que acudir a ellos cada vez que le surgiera alguna duda. Ese mundo dominado por la codicia y el egoísmo, por suerte, está cambiando a mejor gracias a internet y a la cultura 2.0. Tal y como yo lo veo, internet está provocando en el género humano el mayor cambio a nivel conductual desde la Revolución Industrial.

Pero ¿qué es la Cultura 2.0?

La cultura 2.0 es un conjunto de principios y manifestaciones conductuales de los mismos que se han vuelto con el tiempo costumbres. Aunque la cultura 2.0 es una formación compleja y llena de matices, que dejaré su estudio a los sociólogos, me atrevo a resumir su significado con dos conceptos: compartir valor y transparencia. Ha día de hoy, quien no comparte valor en la Red y no se muestra totalmente transparente (como aún pasa en el mundo offline aunque esto también está cambiando) no tiene nada que hacer aquí, en otras palabras, no se va a comer un rosco, por más experto que se considere en su campo de especialidad.

La Teoría de la Descompensación

La frase “con el tiempo cada uno recibe lo que merece” no es tan conocida por casualidades de la vida, sino porque realmente cada uno recibe con el tiempo lo que se merece. Así ha sido y así será hasta el fin de los días. Esta frase refleja a la perfección la relación que existe entre la teoría de la descompensación y la Ley de la reciprocidad.

La teoría de la descompensación nos dice que toda acción debe recibir necesariamente una contraprestación. Imagina que en el Universo hay un equilibrio perfecto y que cada vez que haces algo sin esperar que se te devuelva un contravalor (o un castigo equiparable al daño causado si la acción fue dañina) ese equilibrio se rompe y se produce una descompensación. Pues bien, ahora viene lo interesante, cuanto más das a cambio de nada más grande es la descompensación que se forma. El Universo, como no podría ser de otra manera, necesita compensar esa descompensación: ahí es donde entra en juego la Ley de la Reciprocidad.

La Ley de la Reciprocidad

La Ley de la Reciprocidad explicada de forma sencilla es dar a cada uno lo que se merece. Las tres principales manifestaciones de esta Regla son: si no das no recibes; si haces daño recibes daño; si haces bien recibes bien. Esta Ley es la que permite que la descompensación formada por la acción de alguien, ya sea esta positiva o negativa, sea finalmente compensada. Lo interesante de esta Ley es que la contraprestación (o el castigo) que finalmente se recibe supera, y con creces, el valor (o el daño) inicialmente producido por la acción original. Es decir, que si tú das, y das, y das sin esperar nada a cambio la contraprestación que vas a recibir va a superar  con creces el valor de la suma de todas tus acciones. Recuerda, a más grande sea la descompensación que formes con tus actos más importante será el contravalor que se reciba a cambio para volver a compensar la situación.

La naturaleza humana

Si tú me haces daño yo te hago daño, si tú me haces bien yo te hago bien. Los humanos tenemos esto grabado a fuego en nuestros genes. La primera opción responde al sentimiento de venganza que crece en todo aquel que recibe un daño; la segunda responde a la necesidad de pagar las deudas contraídas. Míralo de esta forma, cuando tu recibes algo a cambio de nada surge en ti un sentimiento de deuda, quieras o no, y cualquier oportunidad que te lo permita trataras de recompensar esa “deuda” con los intereses. Es tan sencillo como eso.

¿Quieres saber más sobre lo hasta aquí explicado? Échale un ojo a este otro artículo: Looking Into the Mirror of Life.

Una Cultura de Gestos Bondadosos y Altruistas

Pues bien amigos y amigas, la cultura 2.0 es compartir valor sin esperar nada a cambio. ¿Qué produce todo ese valor que se da a cambio de nada según la teoría de la descompensación? Exacto, una descompensación de caballo a favor de miles y miles de personas. ¿Cuál es el resultado que podemos esperar de esa descompensación según la Ley de la reciprocidad? Pues, como ya debes de imaginar, la respuesta es que gracias a la cultura 2.0 hoy hay miles y miles de personas que están recibiendo recompensas por sus actos con sus respectivos intereses acumulados. En definitiva, un mundo mejor y más feliz para todos y cada uno de los que abracen y sigan los principios de la cultura 2.0.

Una pequeña historia personal que ilustra lo aquí explicado

Un problema: Unos días atrás renové el aspecto de mi blog con algunos retoques. Uno de los cambios fue la cabecera del blog en la que, entre otras cosas, incluí un logo y cambié la tipografía de mi nombre y apellido. Aunque me defiendo con el diseño no soy profesional ni se me da especialmente bien, por lo que el resultado final dejaba bastante que desear. Envíe un tweet en Twitter donde anunciaba el lavado de cara del blog y, en especial, pedí feedback acerca del logo y la letra del nombre. Recibí varias opiniones de las que tres me comentaban que les chirriaba precisamente el logo y la tipografía elegida para el nombre.

Un bonito gesto: Ese mismo día, Jose Gemar se me acercó en Twitter y se ofreció voluntario para mejorar el logo y el look del nombre en cuanto tuviera un rato libre. Para él se trataba de algo sencillo que pudo hacer en 10 minutos. Para mí era un obstáculo que para superarlo me habría hecho falta una dedicación de tiempo mucho mayor. Sin contar que el resultado obtenido de bien seguro no habría sido tan bueno como el que él ha conseguido. El isotopo que Jose ha creado para el blog aúna estética, simplicidad y funcionalidad. ¿Qué más se puede pedir?

Los gestos altruistas también tienen recompensa

Que un gesto como ese se haga de forma altruista no significa que no vaya a tener recompensa. De hecho, me aventuro a decir que son los gestos altruistas los que a la larga reciben una recompensa mayor. El universo siempre se las arregla para restablecer el equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. Jose no me pidió nada a cambio pero yo le he correspondido de la forma que me ha parecido más adecuada: dedicándole este artículo. Cientos de personas, muchas de ellas interesadas en diseño web, van a leer estas palabras que ahora estoy escribiendo, algunas de las cuales querrán saber más sobre él y su trabajo. La gente es muy agradecida, por lo que cuando reciben algo sin que les pidan nada a cambio suelen devolver el favor de una u otra forma, muchas veces superando con creces el “precio” de lo recibido.

Ahora te toca a ti

Pues bien, ahora te toca a ti decidir que opción elegir: Puedes permanecer sin compartir tus conocimientos con los demás o puedes ayudar a la comunidad compartiendo lo que sabes sin esperar nada a cambio. En tu mano está que el Universo tenga que compensar a tu favor todo el bien que has producido. De lo contrario, si te muestras impasible ante los cambios que se están produciendo a tu alrededor con la aparición de la cultura 2.0, la indiferencia más absoluta hacia ti y lo que hagas será la respuesta que recibas.

PD: Este artículo está dedicado a @josegemar. Gracias Jose, tu ayuda y generosidad han inspirado este artículo. Si quieres saber más sobre él visita la web de su agencia de marketing y diseño.

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Clica en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por tu apoyo.

5 Responses to Un Mundo Mejor Gracias a la Cultura 2.0
  1. Bitacoras.com
    October 2, 2010 | 8:18 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: photo credit: h.koppdelaney Ese mundo egoísta y dominado por el oscurantismo en el que vivíamos está llegando a su fin. Las personas y la forma en que estás se relacionan están cambiando; las empresas y la forma en la que se …..

  2. mktfan.com
    October 2, 2010 | 8:27 am

    Un Mundo Mejor Gracias a la Cultura 2.0…

    La cultura 2.0 está abriendo las puertas a un mundo mejor. ¿Quieres saber cómo participar y salir beneficiado del cambio que se está produciendo? La respuesta es clara: la Teoría de la Reciprocidad….

  3. Javier GemarNo Gravatar
    October 3, 2010 | 2:57 pm

    Excelente la entrada (como siempre).

    Me recuerda a lo leido en el libro Como suprimir las preocupaciones de Dale Carnegie.

    Un saludo.

  4. […] Si tú te empiezas a interesar por la otra persona ella poco a poco empezará hacerlo contigo. Es la Ley de la Reciprocidad: lo que tú hagas con los demás eso mismo acabarán haciendo los demás […]

  5. […] Teoría de la descompensación y la Ley de la Reciprocidad dan respuesta a tu pregunta (más info. aquí). Cuando hablas bien de alguien en tu muro y lo haces de una forma genuina y auténtica estás […]

Leave a Reply

Wanting to leave an <em>phasis on your comment?

Trackback URL http://davidcantone.com/un-mundo-mejor/trackback/