Como Combatir tu Propio Cinismo

combatir cinismo
Creative Commons License photo credit: Lomo-Cam

Muchas veces sin ser nosotros conscientes podemos hacer comentarios que pueden molestar o lastimar los sentimientos de los demás. Todo aquel que haya sido lastimado por algún comentario nuestro, sea este voluntario o no, estará resentido con nosotros y, de frente o a escondidas, nos tratará de devolver el golpe (lo que se conoce como un contraataque).

Cinismo en la empresa

En la empresa, a diferencia de nuestra vida social, estamos obligados a trabajar con los demás y compartir con ellos y ellas largas jornadas un día detrás de otro, y de otro, y de otro… La calidad de las relaciones en el trabajo es crucial para que haya un buen ambiente en el que puedas desempeñar tus funciones de forma satisfactoria. Sin tu saberlo (o a sabiendas de ello) puede que día tras día hayas ido dejando pullas en tus comentarios a tus compañeros y, con ello, la confianza y respeto que te podían tener se haya ido minando hasta transformarse en un sentimiento de rencor hacia ti.

El cinismo como causa de malevolencia

¿Cuántas enemistades manifiestas o disfrazadas (pero que tú percibes) son causa de tu propio cinismo? Yo digo que un alto porcentaje de ellas (al menos es así en mi caso personal). ¿Puedes ser tú la causa de esa mirada sucia de ese compañero de trabajo? Piénsalo. Yo soy de la teoría que el género humano no es malvado por naturaleza sino que se hace malo a causa del entorno y los condicionantes.

Pues bien, tú formas parte del entorno y tus repetidos comentarios cínicos son algunos de esos condicionantes. Por lo tanto, tú eres parte del problema. Veamos ahora como dejar de serlo y enmendar todos aquellos fallos que hayamos podido cometer a lo largo de años de cinismo desbocado.

La Fórmula Infalible para Identificar y Evitar los Comentarios Cínicos

Esta fórmula (que no es invención mía pero que no recuerdo de quien fue para darle su debido crédito) consta de tres simples palabras: bueno, verdad y útil.

Identificar y evitar tu propio cinismo es tan fácil como someter al examen de estas tres palabras todo comentario que vayas a hacer. Pero la clave está en que de las tres palabras al menos se cumplan dos. Si se cumplen las tres mejor que mejor. Si lo que vas a decirle a un compañero, sobre todo si lo vas a hacer delante de otras personas, no cumple con al menos dos de las tres palabras será mejor que te lo guardes para ti. ¿Por qué? Pues porque no sólo tu comentario no aporta nada de valor a la conversación, relación, negocio, etc., sino que además vas a encender, aunque sea sólo un poquito, la llama del odio.

Míralo de esta otra forma: toda acción que de tu parte afecte negativamente a otra persona va a generar un resentimiento;  el resentimiento cuando arraiga se convierte en rencor; y del rencor al odio tan sólo hay un paso. Nadie quiere que los demás les odien y estoy seguro que tú tampoco. Una persona que te odie es igual a un obstáculo para tu éxito. Más cuando no tienes más remedio que compartir largas jornadas de trabajo a su lado.

Recuerda, aplica esta sencilla fórmula para mantener a raya tu cinismo y la imagen que de ti tengan tus compañeros será siempre positiva o, al menos, tú podrás tener la conciencia tranquila al saber que su negatividad frente a ti no fue causa tuya.

¿Estás a punto de dejar un comentario sobre este artículo abajo o en Twitter?

Piensa antes de escribirlo:

-¿Lo que dices es algo bueno?

-¿Es algo que es verdad?

-¿Es útil?

Bueno va, aunque no lo sea te dejo que seas cínico conmigo 😀

¿Te ha gustado el artículo? Por favor, ayúdame compartiéndolo con tus amigos. Clica en el botón de me gusta de Facebook o al de Retweet de Twitter. Gracias por tu apoyo.

5 Responses to Como Combatir tu Propio Cinismo
  1. Bitacoras.com
    October 13, 2010 | 7:24 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: photo credit: Lomo-Cam Muchas veces sin ser nosotros conscientes podemos hacer comentarios que pueden molestar o lastimar los sentimientos de los demás. Todo aquel que haya sido lastimado por algún comentario nuestro, sea est…..

  2. Caco PedonNo Gravatar
    October 13, 2010 | 10:42 am

    Es un buen articulo, todo lo que cuenta es verdad y me ha parecido muy util 😀 (siento la falta de acentos, pero escribo desde Mongolia, Ulan Bator, y no hay tildes en el teclado)

    • David CantoneNo Gravatar
      October 13, 2010 | 11:10 am

      jajaja desde Mongolia, que lejos. Que bueno saber que hay alguien desde la otra punta del planeta leyendo lo que escribo. Oye pues gracias por tu comentario.

      Bueno compañero ya me contarás que es de tu vida por esos lares. Saludos y hasta pronto.

  3. Inés ChávezNo Gravatar
    October 13, 2010 | 2:02 pm

    Hace mucho una persona me compartió esta reflexión llamada “las tres rejas” y que hace referencia a lo que dices en este post.

    Está lindo y la verdad que muchos lo sabemos pero aveces lo olvidamos poner en práctica. Gracias por hacernos reflexionar.
    Que tengas buen día!!

    LAS TRES REJAS

    El joven discípulo de un filósofo sabio llega a casa de éste y le dice:
    -Oye, maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de tí con
    malevolencia…..

    – Espera! -lo interrumpe el filósofo-. Ya hiciste pasar por las tres
    rejas lo que vas a contarme?

    -Las tres rejas?
    – Si. La primera es la verdad.

    Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

    – No. Lo oí comentar a unos vecinos.

    – Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la Bondad. Eso que deseas decirme, es bueno para alguien?

    – No, en realidad no. Al contrario.
    -Ah, vaya! La última reja es la necesidad.

    Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

    – A decir verdad, no.

    – Entonces -dijo el sabio sonriendo-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.

    • David CantoneNo Gravatar
      October 13, 2010 | 9:08 pm

      Hola Inés,

      Jajaja que buena la historieta. No la conocía. Es precisamente lo que yo explico pero aplicado al cinismo ajeno. La verdad es que tiene esas dos aplicaciones: para evitar nuestro cinismo y para evitar el ajeno. Este sería un mundo mejor si todo lo que sale de nuestras bocas pasara por esas tres rejas.

      Saludos y gracias por compartir la historieta.

Leave a Reply

Wanting to leave an <em>phasis on your comment?

Trackback URL http://davidcantone.com/cinismo/trackback/